Dos nuevas denuncias se presentaron este martes ante la Justicia sobre la situación que viven los animales en el Zoo de Córdoba.

Según confirmó Christian Casas Cassataro a La Nueva Mañana, las presentaciones se realizaron a las 9 en los Tribunales de Córdoba, y estuvieron acompañadas de un informe veterinario que se realizó en el mes de julio.

“Este martes, en el Tribunal Penal de Córdoba, formalizamos dos presentaciones judiciales. La primera ingresó por mesa de entrada junto a un informe veterinario que se realizó el mes pasado, el 5 y 6 de julio, donde se constató el abandono, el malestar en los habitáculos de animales en el zoológico”, dijo el denunciante.

Respecto a dicho informe, destacó que fue realizado por Susana Avellaneda, una profesional de Buenos Aires que trabajó en el traslado de animales y que tiene una vasta trayectoria con animales silvestres.

“En general, a todos los habitáculos del zoo les falta enriquecimiento ambiental, no son óptimos para las especies, son precarios. Además, no está preparados para el invierno, no cumplen con la función de resguardo y protección de una especie”, aseguró. “Todo eso configura el sufrimiento innecesario en los animales que es lo que vamos a denunciar ante una fiscalía”, aseveró Casas Casssataro.

En tanto, y respecto a la segunda presentación, dijo que llevaron ese mismo informe a la fiscalía del Turno 3 Distrito 4, por la primera denuncia realizada hace un par de años, la cual está en etapa probatoria y por la que, según aseveró el denunciante, “se imputó el director del zoo en 14 hechos de maltrato animal”.

Por otro lado, contó que solicitaron informes de impacto ambiental por las construcciones que se están haciendo en el lugar. “Queremos saber qué informes hay y qué repercusiones trae para los vecinos y los animales”.

La denuncia fue firmada por el propio Casas Cassataro, quien según afirma, presentó ante la Justicia “pruebas con soporte digital como videos y fotos, además de testigos y testimonios”.

Según aclaró, esta presentación es diferente a la realizada hace un par de semanas por cinco ongs cordobesas, ya que esta última se trató de una acción de amparo. “Nosotros no optamos por la vía del amparo, sino de la denuncia, buscando a los responsables”, dijo Casas Cassataro.

Aún así, recordó que la Constitución de Córdoba “establece, ordena y fomenta la existencia de una fiscalía, que se aboque a todas las cuestiones ambientales -que es donde justamente recayó su primera denuncia-, y donde antes estaba el doctor Carlos Matheu. Es posible que todas las denuncias y el mencionado amparo contra el zoológico se acumulen y se deriven a una sola fiscalía con competencia en delitos ambientales. Tendría que haber un fiscal que se aboque exclusivamente a la cuestión”. aseveró. (fuente: LA NUEVA MAÑANA)