En un rastrillaje organizado por bomberos y policías cerca del Dique la Viña, se encontró un arma oxidada cuya procedencia puede tener que ver con el caso de Marisol Reartes. Se dice que el arma, encontrada por La Policía de Villa de Las Rosas el 29 de Abril sobre la costa del APA 1, probablemente habia sido accionada antes de ser arrojada al agua y que estuvo al menos 3 años debajo de la superficie. El principal sospechoso que se tiene en cuenta sobre la desaparición de Marisol y su hija es José Murúa, quien fue declarado culpable de una coacción, una amenaza y tenencia de arma de fuego. Por estos cargos, recibiría al menos 5 años de prisión. Además, fue imputado por el asesinato de Brenda Arias en Villa Mercedes, por lo que recibiría 25 años en la cárcel.
Durante el rastrillaje, ordenado por La Fiscalía n*1 de Castro, se encontraron otros elementos como prendas que serán analizados para ver si tienen alguna similitud con el caso y el arma.

 

Bruno Corona