El portal Radio Verdad publicó que por un lado, el abogado dijo que la Municipalidad violó la ordenanza de prohibición de colocar pasacalles, y por otro lado aseguró que la gente está cansada de las peleas de los políticos, añadiendo que la obra no se puede hacer por un capricho del Ejecutivo. “Esto parece una novela de invierno y es un capricho del Ejecutivo que solo debía responder que no objetaba la obra y contestaron cualquier cosa dilatando todo, y ahora desde Vialidad están analizando si se hace o no la obra”.

Gragera indicó que por “obligación” y por cuestiones “lógicas” deberían ambas partes sentarse y dialogar para solucionar este conflicto. “Es simplemente reunirse, planificar y evaluar que se puede hacer de manera coordinada entre el municipio y la provincia, pero algo que parece lógico y razonable acá no se puede”.

El abogado recordó la negativa que tuvo en su momento la intendente Gloria Pereyra de reunirse con el legislador Oscar González en una audiencia privada. “El objetivo que tenía el legislador era reunirse para planificar obras, pero no se pudo”. –

Cabe destacar que desde el Ejecutivo Municipal indican que la nota fue contestada solicitando la ejecución de la obra, dejando entrever que no se realiza porque la Comunidad Regional no tiene los fondos, pero el concejal Gragera dijo a Radio Verdad que el dinero (47 millones de pesos) está asignado en el presupuesto. “Lo más importante es que el dinero esta, pero hay que hacer la obra lo más rápido posible por la inflación”. –

Para finalizar, Tomás Gragera manifestó que tiene la “esperanza” de que la obra pueda ejecutarse. “Los perjudicados son los vecinos, espero que esto quede como una anécdota y que se pueda hacer”. –

Luego, Tomás Gragera, concejal de Villa Dolores, en representación de Unión Por Córdoba opinó sobre la carta que la intendente de Villa Dolores, Gloria Pereyra le envió al gobernador Juan Schiaretti para solicitarle que se ejecute la obra de pavimento en la calle Medardo Ulloque.

Esta historia de tan repetitiva por momentos resulta tediosa, pero de ambos lados continúan sumando capítulos, recordemos que todo comenzó cuando desde UPC solicitaron que el municipio respondiera si objetaba o no la ejecución del pavimento, teniendo en cuenta una ordenanza municipal que exige se cumplan una serie de requisitos cuando las obras se realizan sin la participación del municipio, si tomamos en cuenta lo que dicen desde UPC el Ejecutivo no contesto la no objeción de la obra sino que respondió con varios condicionamientos, si escuchamos la versión local aseguran que respondieron aceptando la obra.

La novedad del día fue el envío de una nota al gobernador Juan Schiaretti firmada por la intendente Gloria Pereyra solicitando el pavimento, al respecto Tomás Gragera dijo:

“Forma parte de esta manera de hacer política que ha implementado el municipio, hay que recordar que la calle Medardo Ulloque es parte de Villa Dolores, y la Municipalidad tiene la obligación de pavimentar las calles que están dentro del ejido municipal y eso lo explico porque la nota que enviaron es como intimando a la provincia para que pavimente la calle cuando es una obligación de ellos, ahora en el caso de esta obra el gobierno dijo que lo iba hacer y a fines de marzo presentamos la no objeción de la obra y ellos contestaron con un pre-aval pero nunca con la no objeción”.-

La inversión para pavimentar la calle Medardo Ulloque asciende a los 47 millones de pesos, y el concejal sostuvo que a esta altura no sabe que puede llegar a pasar porque si se tiene en cuenta la inflación y el tiempo transcurrido entre los dimes y diretes la obra se puede perder. “El municipio no quiso que la obra se haga y ahora pícaramente la reclaman”.

Por otro lado, Gragera indicó que en la mañana del día martes se reunieron con los miembros del Tribunal de Cuentas. “Salimos preocupados con Norberto Sosa Campana  de esa reunión, y vamos a dividirnos las tareas porque hay mucho por investigar, ni se está respetando la Carta Orgánica en esta gestión, y si tenemos que ir a la Justicia lo vamos hacer”.

Gragera fue muy duro al sostener que “tal vez” la intendente Gloria Pereyra “no entienda la criminalidad de lo que significa una administración fraudulenta” Con mucho respeto digo que a esta altura no sé si la intendente no entiende o está mal asesorada”