El portal Radio Verdad publicó que el contador Gabriel Zabala y el Dr. Jorge Romero, ambos miembros del Tribunal de Cuentas de Villa Dolores, visitaron los estudios de Radio Verdad y explicaron porque no emitieron un informe favorable o no, del balance y presupuesto 2017.

Por un lado, respondieron a las expresiones de los concejales del oficialismo que sostuvieron que el Tribunal de Cuentas se “extralimitó” porque lo que deben hacer es solo emitir un informe del presupuesto, al respecto Jorge Romero dijo:

“En ningún momento nos extralimitamos ni quisimos usurpar atribuciones que no son del Tribunal de Cuentas, nosotros sabemos que no formamos parte del órgano de gobierno de la Municipalidad, el Tribunal es un órgano de contralor y en el marco de esas atribuciones hemos pedido la documentación que falta para poder hacer una evaluación y como no teníamos esa documentación la rechazamos”. –

Por su parte, el contador Gabriel Zabala, sostuvo estar de acuerdo con Romero indicando que rechazaron el presupuesto porque falta documentación.  Para Jorge Romero los concejales del oficialismo no deberían haberse expresado de esa manera. “Me llama poderosamente la atención, deberían haber convocado una reunión con el Tribunal de Cuentas y no actuar de esa manera. Hay que controlar que se está haciendo con la obra pública municipal en Villa Dolores”

Uno de los cuestionamientos del Tribunal fue el faltante de 23 órdenes de pago, sobre este tema Zabala sostuvo que no saben a qué corresponden dichas órdenes y porque montos fueron emitidas.

“Estas 23 órdenes de pago que faltan las comenzamos a pedir en septiembre, y no sabemos el monto, por eso las pedimos porque son pagos que se realizaron pero que no pasaron por el órgano de control”-manifestó Romero.

No son solo las 23 ordenes, el presupuesto del 2017 fue de 310 millones de pesos y aparte de las 23 ordenes, sabemos que hay una disponibilidad de 30 millones pero no sabemos si ese dinero estuvo el 31 de diciembre en el Banco o no, además hay 178 partidas presupuestarias de las cuales se modificaron 66 es decir se les autorizo gastar dos millones pero le incrementaron un millón más, pero para eso debe haber un decreto o una ordenanza y de eso no tenemos informe, acá se incrementó para gastar más 85 millones de pesos y no sabemos dónde”-señaló Zabala.

Ambos tribunos criticaron la modalidad adoptada por el municipio de realizar las obras mediante contratación directa y no por medio de las licitaciones, por el hecho de no estar informadas como corresponde. Romero sostuvo que el municipio no está actuando de maneta prolija. “Me llama la atención que la intendente municipal esta enrolada dentro de Cambiemos pero no honra el eslogan de su municipio que es honestidad y transparencia.”

Romero negó que esta situación se genere por una cuestión política. “Nosotros no estamos diciendo que hubo un ilícito, pero sí que para emitir un dictamen favorable o negativo nos falta información, pero más allá de eso el Concejo Deliberante puede tratar y aprobar incluso el presupuesto.”